jueves, noviembre 29, 2007

UN REY SIN MAÑANA.

En nuestra búsqueda por conocer las verdaderas causas de la muerte del pequeño Rey Luis XVII y que conforme pasa el tiempo parece imposible, a manos de los Acelerados que causaron la salvajada llamada Revolución Francesa, hemos encontrado una información que se ajusta algo a lo que nosotros hemos sospechado desde siempre.
A través de la historia, muchos defensores de esa salvajada y que se inspiran en los ideólogos de esa espantosa mentira cubriéndola con un velo de “logros democráticos” para engañar a los demás, han sustentado sus dichos en los archivos nacionales de aquellos tiempos elaborados y firmados por esa sarta de bestias.
Entre la infinidad de cosas que aplastó la Revolución Francesa, fue precisamente la Libertad y los derechos del hombre y del ciudadano. Si algo agravió al pueblo fue precisamente su idea y modo de la “Igualdad”.
Apartando pasiones, si nos basamos en los hechos registrados en su momento, hemos visto con exceso de frecuencia que la mentira y la difamación estuvieron (y están) a la orden del día.
Pasquines asquerosos enlodando a la Reina María Antonieta, acusándola, falsamente, entre tantas bajezas, de ser amante de su cuñado el Conde de Artois (hermano menor del Rey Luis XVI, y que seria el Rey Carlos X, a la muerte de su hermano Luis XVIII).
Acusaciones y juramentos falsos, testigos comprados, ejecuciones injustas. Y la piedra fundamental de la “justicia revolucionaria”: La denuncia anónima.
Así que, si los Acelerados que no respetaron rango, género, edad ni a los niños inocentes en sus masacres de Nantes, Anjou, Bretagne y La Vendée. ¿Podemos confiar en que el muy probable asesinato del pequeño Rey, lo hayan registrado estos Acelerados con una orden, como si se tratara de comprar papelería para una oficina? ¿Con órdenes explícitas y detalladas, y con firma y sello de recibido? ¡Por favor!
Si asesinaron a ciudadanos honestos, sacerdotes, jovencitas, ancianas únicamente por asistir a misa.
Les decía que encontramos que un escritor Francés, Christophe Donner, ha publicado un libro que ha tenido una gran aceptación en Francia, con el título de “Un Rey Sin Mañana” -"Un Roi Sans Lendemain" y que trata de su sospecha de que el asesino haya sido nada más ni nada menos que el asqueroso “periodista” Jacques-René Hébert, dueño del pasquín difamador “Pere Duchesne” o “Papá Duchesne”, enemigo jurado de la Reina, que como describimos en la pieza del “El Infame Asesinato de la Reina María Antonieta” (Octubre 2007), ideó junto con Barrére y la “heroica” Convention Nationale el decreto para, por supuesto, pensando ante todo en el beneficio del pueblo, la profanación de la tumba del Primer Delfín, Luis Javier José, que había fallecido a la edad de 8 años, en 1789.
Como dice, von Kuehlnet-Leddihn, al profanar, insultar, atacar y violar a una persona muerta, ya no se tienen escrúpulos para hacerle lo mismo a una persona viva.
Si las palabras del bestial multi-asesino Robespierre, para “convencer” a los diputados de la Convention Nationale a dar su voto a favor de la muerte del Rey Luis XVI, a lo que ellos no tenian ningún derecho, era que “Para que Francia viva, el Rey tiene que morir”, ¿Qué se podía esperar para el siguiente Rey legítimo, así tuviera sólo 8 años?
No sé porqué se tardaron tanto en “sospechar” que la desaparición de Luis XVII haya sido a causa de un muy probable asesinato.
¿Cómo es posible que todavía, con conocimiento de los bestiales y sanguinarios actos que cometieron, sin justificación y sin razón, les tengan fe en sus “actas” y escritos?
Se nos dirá que tomemos en cuenta el “Acta de Defunción” y la “Autopsia” que se le hizo al cadáver del niño que falleció el 8 de junio de 1795 en la prisión de la Torre del Temple, signada por varios prestigiados médicos de la época.
Ahora bien, en cuanto a identificar al autor intelectual y/o material del asesinato, es donde se dificulta, debido a los miles de rumores a lo largo de dos años, que tapan y confunden los hilos que nos pudieran conducir al descubrimiento del nombre de dicha bestia.
Nuestro deseo más grande es que, de verdad, Luis XVII hubiese sido rescatado de su prisión y su martirio, que hubiera sobrevivido en la seguridad del anonimato y que en cualquier momento, se descubriese su legítimo heredero ante el mundo. ¡Cuánto daríamos por ello! Sin embargo, dolorosamente, conforme pasan los siglos (dos ya) nos va ganando la convicción de que el Rey fue asesinado a su tierna edad.
Bueno, pues, el comentario y análisis sigue en proxima pieza.

Comentario:
Desde la desaparición del pequeño Rey Luis XVII, al que nosotros hemos llamado El Sol Robado, hasta la fecha se han escrito sobre el tema: 700 novelas y más de 200 ensayos.

§§§§§§§§§§§§§§§§§

Etiquetas: , , , , , , , , , , , ,

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal

-Última imagen (perfil) del Rey en vida y en prisión ¡Qué personalidad tan fuerte irradiando autoridad y majestad!-

Attention English-Speaking visitors: This blog is entirely in Spanish as there is scarce, almost inexistent, information on this tragic real-life event in the Hispanic America: Legacy of the revolutionary governments that sprang up in so many countries in the Americas, inspired in the shameful and ominous French Revolution.-/////////////////////////////////// Tenemos que mencionar que nos llena enormemente de orgullo y nos honra al máximo recibir la visita de todas las universidades del mundo incluyendo las mas antiguas y de tantos y tantos eruditos y conocedores de estos acontecimientos. Ojala que muchos universitarios no se limiten a leer solamente una página, el blog entero es de ustedes.- Gracias