martes, febrero 26, 2008

ACTA AUTOPSIA DEL NIÑO DEL TEMPLE



Nota: Nos costó mucho trabajo decidirnos a publicar esta foto que consideramos muy fuerte y con el temor de que se considerase una falta de respeto pero, estamos intentando transitar por el oscuro laberinto de rumores, mentiras, medias verdades, leyendas y, porque no, esperanzas para encontrar siquiera la más mínima pista del destino del legítimo Rey de Francia, a partir del 21 de enero de 1793 hasta, supuestamente, junio de 1795.
A un lado de la imagen se lee lo siguiente: “Aquí arriba (vemos) la tumba después de la exhumación del 5 de junio de 1894 y a la derecha el examen de la osamenta que contenía el ataúd en presencia del Cura de la Iglesia de Sainte Marguerite. Esta es la segunda exhumación, la primera tuvo lugar en 1846. Puede ser la osamenta del niño muerto en el Temple, pero con toda seguridad no es la de un niño de 10 años. (Notemos que a un lado de lo que parece ser el ataúd se lee L. XVII).
§§§§§§§§§§§§§§§§§

ACTA DE LA AUTOPSIA DEL NIÑO FALLECIDO EN LA FORTALEZA DEL TEMPLE.
Publicada en el órgano oficial del gobierno de los Acelerados, el diario "Le Moniteur" (El Monitor) el 14 de junio de 1795. (26 Prairial An III).- (Seis días después de la fecha que ellos dijeron era la del fallecimiento).
***********
Martes 9 de junio de 1795.
“En la Torre del Temple, a los veintiún días del mes Prairial (Año III) de la Tercera República Francesa una e indivisible, a las once horas del día.
Los que suscribimos, Jean Baptiste-Eugénie Dumangin, médico en jefe del Hospital de la Unidad y Philippe-Jean Pelletan, cirujano en jefe del Gran Hospital de la Humanidad, acompañados por los ciudadanos Nicolas Jeanroy, ex profesor de las escuelas de medicina de Paris, y Pierre Lassus, profesor de medicina forense de la escuela de Salud en Paris, nos hemos reunidos en virtud de una orden del Comité de Seguridad Nacional de la Convención Nacional, con fecha de ayer y firmada por Bergouin, Presdente, Courtois, Gautier, Pierre, Guyblomar; a efecto de proceder juntos a la apertura del cuerpo del hijo del fallecido Luis Capeto y a constatar el estado: nos pusimos en camino; arribando los cuatro a las once horas del día a la puerta exterior del Temple, fuimos recibidos por los comisarios que nos introdujeron a la Torre.
Llegando al segundo piso entramos a un apartamento en la segunda pieza donde encontramos en una cama, el cadáver de un niño que nos parece tiene una edad alrededor de 10 años, que los comisarios nos dicen que es el hijo del difunto Luis Capeto y que dos de nosotros hemos reconocido que es el niño al que prestamos nuestros servicios anteriormente. Los mencionados comisarios nos han declarado que este niño ha fallecido la víspera (día anterior) hacia las tres horas de la tarde. Sobre lo cual hemos procedido a verificar los signos de la muerte, que hemos encontrado están caracterizados por la palidez universal, el frío de todo lugar del cuerpo, la rigidez de los miembros, los ojos apagados, las manchas violáceas comunes a la piel de un cadáver y sobre todo por una putrefacción que ha comenzado en el vientre, en el escroto y en la parte interna de los muslos. Hemos hecho la observación, antes de proceder a la apertura del cuerpo, una delgadez general que es la del marasmo. El vientre está extremadamente suave y meteorise (?).Al costado interno de la rodilla derecha, hemos observado un tumor sin cambio de color en la piel, y otro tumor menos voluminoso sobre el hueso llamado radio, detrás de la muñeca del lado izquierdo. Los intestinos abiertos a lo largo por están bastante sanos interiormente y no contienen más que una pequeña cantidad de materia biliosa. El estómago presenta el mismo estado: está adherente a todas las partes que lo rodean, pálido por fuera, salpicado de pequeños tubérculos linfáticos parecidos a los de la superficie de los intestinos, su membrana interna está sana, al igual que el píloro y el esófago. El hígado está adherido por su convexidad al diafragma y por su concavidad a las vísceras que cubre; su sustancia está sana, su volumen ordinario, la vesícula biliar medianamente llena de una bilis color verde oscuro.
El bazo, el páncreas, los riñones y la vejiga están sanos. Los pliegues del peritoneo (epiploon y mesentere) desprovistos de grasa están llenos de tubérculos linfáticos parecidos a los ya mencionados. Tumores parecidos están diseminados dentro del peritoneo que cubre la cara interior del diafragma, este músculo está sano.
Los pulmones adherentes por toda su superficie a la pleura, al diafragma y al pericardio, sus sustancias están sanas y sin tubérculos y tienen sólo unos cuantos alrededor de la tráquea-arteria y del esófago. El pericardio contiene la cantidad ordinaria de serosidad, el corazón está pálido, pero en su estado natural.
El cerebro y sus dependencias están dentro de la más perfecta integridad.
Todos los desórdenes que estamos detallando son evidentemente el efecto de una condición escrofulosa existente de mucho tiempo atrás.
FIRMAS:
Dr. J.B.E Dumangin – Dr. Lassus - Dr. Ph. J Pelletan – Dr. N. Jeanroy
***********

De igual modo, estos doctores, incluyeron en el documento detalladamente los procedimientos que utilizaron para efectuar la apertura, observación, cortes de órganos y del cráneo, así como del modo y forma en que re-armaron el cuerpo del niño y, atención: el vendaje alrededor de la trepanación del cráneo cuando lo colocaron en su lugar para su posterior amortajamiento.
Resumiendo, según los Acelerados, el niño murió el lunes 8 de junio de 1795 a las 2:45 de la tarde, los doctores fueron llamados para presentares el martes 9, haciéndolo ellos a las 11:00 horas, y el niño fue sepultado hasta el día 10 a las 21:00 horas en el panteón de Sainte Margherite. –Muchas horas entre cada evento para la muerte de un personaje de tal magnitud. (¿48 horas y en pleno verano?)
Observaciones:
Primero pensaron en la puerta lateral de la prisión, sin embargo, se armaron de un poco de valor los acelerados y al final decidieron sacar por la puerta principal de la Fortaleza del Temple, el pequeño ataúd de color blanco y con la letra “D” impresa a los lados del mismo. (“D” de Delfín), acompañado de un cortejo de 30 comisarios municipales, ante lo cual se comenzó a congregar una multitud de curiosos a la entrada de la fortaleza del Temple y se corrió la voz del fallecimiento de Luis Carlos, hubo exclamaciones de dolor, sorpresa y desconcierto.- Muchas personas civiles acompañaron al cortejo hasta el panteón de Sainte Marguerite y dieron cuenta del lugar donde se sepultó al niño y observaron que se dejó sin marca ni señal alguna.
A la Restauración de la Monarquía, en 1814, de regreso a Francia, su hermana Madame Royale, ya convertida en la Duquesa de Angouleme hizo innumerables esfuerzos por encontrar a su hermanito sin resultado alguno.
Es importante observar que aún cuando Luis XVIII hizo honores al Rey Luis XVI y a la Reina María Antonieta, nunca, hasta donde se sabe, se mandó decir una sola misa por el pequeño.
En 1846 después de una agotadora búsqueda pudieron localizar en el lugar referido un ataúd, exhumaron los restos encontrando una osamenta pero cuyo estado no concuerda para nada con los procedimientos ni vendajes descritos por los doctores firmantes del acta de la autopsia y mucho menos en lo que respecta al vendaje alrededor del cráneo y lo más sorprendente es que dicha osamenta corresponde, según estudios realizados, a un jovencito de aproximadamente 16 años que ya mostraba una muela del juicio quebrada.- Se llevó a cabo otra exhumación en 1894 que corroboró lo anterior.
Entonces: ¿A quién atendió el grupo de médicos encabezados por el Dr. Pelletan? Si acaso fue el pequeño Rey, preguntamos ¿A quién se enterró en el panteón de Sainte Marguerite? ¿Adónde fué a dar el cuerpo de Luis Carlos? ¿Quién fue el niño que murió el 8 de junio de 1795 a las 14:45 horas en el Temple? ¿Qué hicieron los malvados Acelerados con esos dos menores y porqué?
Sigue presente la interrogante:
¿Dónde está Luis XVII?
§§§§§§§§§§§§§§§§

Etiquetas: , , , ,

2 Comentarios:

Anonymous Anónimo dijo...

Hola, muy interesante tu blog, mira esta pagina, habla sobre el examen de ADN realizado al corazón de Louis XVII: http://www.phistoria.net/reportajes-de-historia/LUIS-XVII-DE-FRANCIA_83.html

3/06/2008 11:33:00 a.m.  
Blogger Maru dijo...

Hola! Gracias, visitaré la página que tan amablemente me recomiendas. En realidad, no tenemos ninguna duda de que el Rey Niño Luis XVII haya muerto a una edad temprana, nuestra búsqueda es saber cómo murió en realidad. No creemos que haya sido por enfermedad. Y la otra gran interrogante: ¿Donde quedaron sus restos? En cuanto al corazón, sí suena muy probable que sea el corazón (coronado de espinas) de Luis Carlos, sólo que el ADN todavía no puede establecer la identidad del dueño de ese órgano, y como el corazón del Primer Delfín también se conservaba y en la profanación de su tumba, la noche del asesinato de la Reina, se perdió. Tambien si observas, en nuestra lista de links, esta dentro de los primeros lugares la investigación publicada por el historiador Francés, Philippe Delorme que asegura, segun dice, basado en dicho estudio, que por cierto él auspició junto con el Duque de Baufframont, no tener ninguna duda en que es el corazón del Sol Robado.- Gracias y espero que regreses con frecuencia.

3/09/2008 03:27:00 a.m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal

-Última imagen (perfil) del Rey en vida y en prisión ¡Qué personalidad tan fuerte irradiando autoridad y majestad!-

Attention English-Speaking visitors: This blog is entirely in Spanish as there is scarce, almost inexistent, information on this tragic real-life event in the Hispanic America: Legacy of the revolutionary governments that sprang up in so many countries in the Americas, inspired in the shameful and ominous French Revolution.-/////////////////////////////////// Tenemos que mencionar que nos llena enormemente de orgullo y nos honra al máximo recibir la visita de todas las universidades del mundo incluyendo las mas antiguas y de tantos y tantos eruditos y conocedores de estos acontecimientos. Ojala que muchos universitarios no se limiten a leer solamente una página, el blog entero es de ustedes.- Gracias