jueves, abril 03, 2008

EL EXTRAORDINARIO GENERAL CHARETTE

“...Bravo Charette, honra de los caballeros Franceses, la Europa en asombro te contempla, y yo te admiro y te felicito..Gloria a tí!... (Souvarow.- Varsovia, Polonia).

François-Athanase Charette de la Contrie, con apenas 30 años de edad, fue el extraordinario líder del Gran Ejército Católico y Monarquista de la Vendée. Nació el 2 de mayo de 1763.- Era un militar de experiencia que se había desempeñado como teniente en la Marina antes de que estallara la brutal salvajada llamada revolución. -Peleó en la Marina Francesa, bajo las órdenes del Almirante, el Conde Toussaint-Guillaume Picquet de la Motte, en la Guerra de Independencia de los Estados Unidos.
Cuando el campesinado harto de todos los abusos de los Acelerados, comenzando con la restricción del culto Católico, al obligar al Rey Luis XVI a aceptar la constitución civil del clero, de ahí vinieron las arbitrarias leyes de la nacionalización, los precios fijos, poderes arbitrarios a los municipios, impuestos, levas, la requisa y la expropiación.
Todos estos abusos fueron rechazados por toda Francia, sin embargo, como ya lo narramos en pieza anterior, en la región de La Vendée, por haber poca presencia militar del gobierno revolucionario, fue donde prendió la mecha de la rebelión con mayor fuerza.
Dueño de un genio militar muy brillante, supo infligir tremendas derrotas a las fuerzas de los acelerados. Tanto que el acelerado Hoche, en su frustración, puso precio a la cabeza del General, por 6 mil luises de oro.
Y en el año de 1795 estaba negociando la entrega del pequeño Rey Luis XVII, cuando sucedió la repentina muerte del soberano en la prisión de El Temple.
El General Charette expresó su frustración y se enojo al comentar que el niño, con toda seguridad, había sido envenenado.
Un hecho muy vergonzoso de parte del ya Rey Luis XVIII y su hermano el Conde d’Artois, fue el 15 de octubre de 1795 (4 meses después de la supuesta muerte de Luis Carlos) cuando ninguno de los dos se presentó para poder unir las fuerzas de los Vendeanos con las de los Chouannes. El General Charette, en ese momento, contaba con 15,000 combatientes. Nunca llegaron ni el Rey ni el Conde. El General gritó al mensajero del Rey, el Marqués de Grignon: “¡Señor, usted me ha traído mi sentencia de muerte. Hoy tengo 15,000 hombres, mañana tendré con trabajos 1,500!!” Esto hizo decaer los ánimos y comenzaron las rendiciones.
Continuaron luchando, pero con las esperanzas ya casi perdidas. El 23 de marzo Charette en su último combate y al mando únicamente de 32 hombres resiste el ataque, por tres horas, de doscientos granaderos. Doce cadáveres le sirven de trinchera. Recibe una herida de arma de fuego en la frente, y un golpe de sable, pero continúa resistiendo. Un desertor que le tenia gran devoción, le da su capa y al agitar el penacho blanco, le dice: “¡Mi General, sálvese usted! Con la ayuda de este penacho, yo los atraeré y me matarán a mí” Y no se equivocó, cinco granaderos lo masacraron mientras que el General lograba internarse en el bosque de l’Essart cerca de La Chaboterie. Ahí estaba la columna Travot, comienza otro combate. Fatigado y perdiendo mucha sangre por tres heridas, el General se derrumba. El Vendeano Bossard, asistente de Charette, lo carga sobre sus hombros. Bossard es abatido y muerto a balazos. El joven Laroche-Davo se acerca para levantar esa gloriosa carga, y como Bossard, también es muerto por las balas de los acelerados. Un tercero, cuyo nombre no se conoce tambien levanta a Charette, que sin conciencia es llevado a un bosque. Cinco minutos después los alcanza Travot y junto con sus fuerzas, toma prisionero al General Charette, quien al rendir su espada, recobró sus energías. Es importante señalar que el tal Travot y sus soldados lo tratan con el mayor de los respetos, considerándolo como lo que fue, un verdadero héroe. La noticia corre velozmente por todos los caminos hasta llegar a París, “¡Charette fue capturado! ¡Charette fue capturado! Y esto se convierte en fiesta para los miembros del Directorio que hacen anunciar la noticia en todos los teatros y lugares públicos. Fue llevado a la ciudad de Nantes, juzgado y paseado para exhibirlo como trofeo de guerra. El 29 de marzo de 1796, se le lee su condena a muerte, que él escucha imperturbable, se confiesa con el abad Guibert. El General pide hablar con Travot, con quien sostiene una conferencia de escasos dos minutos a voz muy baja, luego, por su propio pie con firmeza camina hacia el centro de la plaza que está rodeada por 5,000 hombres, derrama un poco de aceite frío sobre el ataúd que espera su cuerpo.- Al estar frente al pelotón de fusilamiento, el General Charette señalando con su mano derecha hacia su corazón, exclamó: “¡Disparen aquí! ¡Aquí es donde se les dispara a los valientes!” y al dar la señal el oficial, Charette inclina la cabeza y al recibir la descarga tuvo la fuerza para morir gritando: “¡Viva la Religión Católica! ¡Viva el Rey!
Y nosotros a doscientos doce años de su sacrificio, exclamamos con admiración y respeto:

¡¡¡ VIVA EL GENERAL CHARETTE !!!”

§§§§§§§§§§§§§§§§§

Etiquetas: , , , , , ,

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal

-Última imagen (perfil) del Rey en vida y en prisión ¡Qué personalidad tan fuerte irradiando autoridad y majestad!-

Attention English-Speaking visitors: This blog is entirely in Spanish as there is scarce, almost inexistent, information on this tragic real-life event in the Hispanic America: Legacy of the revolutionary governments that sprang up in so many countries in the Americas, inspired in the shameful and ominous French Revolution.-/////////////////////////////////// Tenemos que mencionar que nos llena enormemente de orgullo y nos honra al máximo recibir la visita de todas las universidades del mundo incluyendo las mas antiguas y de tantos y tantos eruditos y conocedores de estos acontecimientos. Ojala que muchos universitarios no se limiten a leer solamente una página, el blog entero es de ustedes.- Gracias